Métodos de suicidio, como suicidarse.

Reflexión sobre el suicidio.

Acaso has contemplado la posibilidad de suicidarte o quitarte la vida, te encuentras deprimido y piensas que la vida ya no vale la pena?

Has pasado ya, por estas situación o has estado  en condiciones similares?

Recuerda esa situación?, no saliste adelante?, no solucionaste en aquella ocasión, las dificultades? Porque ahora es diferente? Has perdido algo a lo cual estabas muy apegado? Novia(o), hijo(a), esposa(o), bienes materiales, acaso es la casa que construiste tu mismo y ahora sientes perder?

Piensas acaso que de en esta ocasión no te levantaras nuevamente? Ya se te cerraron todos los caminos, no ves posibilidades en tu futuro?

Acaso la esperanza a muerto, piensa por un minuto, cuantas personas conoces, que han pasado una situación similar, se han suicidado? o han salido delante de alguna forma?

Recuerda aquel familiar que perdió su novio(a) o perdió su trabajo, están muertos ya, yo solo quiero que pienses un poco, en aquellos menos afortunados que tu, solo piensa en aquellos que han nacido en la miseria, o han sufrido la crueldad de un terremoto, donde han perdido no solo sus bienes materiales si no también sus familiares, donde están, ¿conoces de suicidios masivos en estos casos?

La mayoría se han recuperado y preguntaras cómo:

Quiero darte unos consejos y explicarte porque has llegado hasta aquí y piensas ahora que la única solución es quitarte la vida.

La forma como vemos la vida es la que en general causa estos problemas, así que debemos reenfocar la forma como la apreciamos y como la afrontamos.

Lo último que no debemos perder es la esperanza, porque cuando la pierdes, todo deja de tener sentido.

Debes estar consciente para comenzar que nuestra vida es un peregrinaje, estamos de paso y nuestro real destino es la promesa de Jesús en una vida eterna.

Todo lo demás es solo un trasegar, con penas, alegrías y vivencias que te permiten aprender y prepararte para tu destino en Dios.

Si colocas tu esperanza en el Señor, él será tu soporte y así todo lo que te suceda, no será más sino una serie de obstáculos a superar en tu camino.

El darle tanto valor a lo que consideramos como nuestro, es en general el mayor obstáculo y el generador de la depresión que nos termina impulsando a concebir la idea del suicidio.

Los apegos, terminan causando la mayoría de los problemas del ser humano, los problemas de depresión, stress, mal genio, temores y preocupaciones son generados por ellos.

Basta con hacernos una cuantas preguntas para alcanzar la respuesta.

Aquí coloco algunas de ellas para indicarte cómo funciona el asunto:

Que te produce mal genio o te deprime?

  • Que no te atiendan.
  • Que no te alaben y te tengan consideración.
  • Que las cosas no te salgan como las planeaste o las habías pensado.
  • Que no te quieran como tú los quieres.
  • Que te roben, te engañen o te quiten algo que consideras tuyo o que te lo has ganado por merito propio?

Que te produce miedo o te genera temores?

  • Que tengas un accidente o alguien de los tuyos lo tenga?
  • Que no tengas para comer el día de mañana.
  • Los ladrones que abundan en las calles.

Que te preocupa?

  • Que no tengas tu futuro asegurado
  • El pan de cada día
  • Que llueva mañana?

Si analizas detalladamente te darás cuenta  que la mayoría de las preocupaciones, temores o sufrimientos no son más que actitudes mentales, debidas a tu sentido de posesión sobre los demás y de las cosas y a tu falta de fe en Dios y en tus propias capacidades.

Piensa en las veces que te has enamorado, acaso no veías todo color de “rosa”, estabas lleno(a) de ilusiones y esperanzas, tenias fe en ti mismo y en alcanzar todo lo que buscabas y ahora donde está la diferencia, en una circunstancia que tarde o temprano pasará y no habrá quedado si no en el recuerdo.

Muchas veces cuando ponemos nuestras ilusiones en lo temporal y pasajero nos equivocamos y le damos más valor a ello de lo que deberíamos.

Porque no piensas que todo es un regalo de Dios y que por ello eres afortunado, has visto cuantos en el mundo adolecen de un brazo, de un ojo, de salud, de las condiciones económicas mínimas para poder vivir dignamente y tú no te consideras afortunado(a), cuantos ofrecerían mucho por lo que tu desprecias hoy.

Aprende a apreciar los regalos que se te han ofrecido y dale a gracias a Dios en cada momento de tu vida por lo que aún tienes que es mucho, eres como el avaro que teniendo el saco lleno de dinero se entristece por no haber alcanzado la moneda que cayó en el hueco.

No te apegues tanto a lo material, ya que todo tiene su ciclo, y como dicen lo que sube tiene que bajar y a la hora de la muerte nada te llevas, estamos acostumbrados a apegarnos a todo, a los seres queridos por eso no queremos perderlos, al cuenta bancaria que nos da seguridad, cuando sabes que nada garantiza un buen futuro porque llega una catástrofe natural y se puede llevar todo lo acumulado, nos apegamos hasta a las medallitas milagrosas y cuando las perdemos nos sentimos desamparados y en peligro.

Vuela libre procura no tener tantas ataduras para que cuando te mueras puedas volar libremente.

Mantén las esperanzas puestas en el Señor, él te dará la fortaleza que necesitas para superar toda dificultad y ahora te invito a perdonarte y a perdonar a aquellos que piensas te tienen en las circunstancias actuales.

EL PERDON.
 

La falta de perdón, es otra de las causas, de que concibas el suicidio como una opción.

Primero que todo cuando no somos capaces de perdonarnos o perdonar a otros, acumulamos malestar que termina enfermándonos y haciéndonos daño, este acumulamiento continuo, termina llevándonos a la depresión y a generar rencor, odios y sentimientos negativos contra nosotros mismos y para con los demás.

Te invito a reflexionar ahora con estas preguntas:

No te perdonas a ti mismo por haber fallado?, la vergüenza te consume y no quieres afrontarla?

No perdonas a la vida o a tu mujer u hombre, por haberte dejado?

No perdonas al destino ni al mismo Dios por hacerte pasar por esta situación?.

Porque siempre estas buscando culpables?, eso te tranquiliza y pone fuera de ti el problema?

Te invito a que hagas el intento, perdona, perdónate a ti mismo, perdona a los demás, perdona a la vida, a Dios mismo, pero de corazón no de dientes para afuera y veras la paz que empiezas a sentir.

Pídele al señor que envié su espíritu y que te de el don de Piedad, con el empezaras a transformar el odio, el rencor y todas esos sentimientos negativos en Amor, porque el amor es lo único que te salvará.

San Pablo en la primera carta a los Corintios nos lo dice claramente en el capítulo 13:

1 Aunque hablara las lenguas de los hombres y de los ángeles, si no tengo caridad, soy como bronce que suena o címbalo que retiñe. 2 Aunque tuviera el don de profecía, y conociera todos los misterios y toda la ciencia; aunque tuviera plenitud de fe como para trasladar montañas, si no tengo caridad, nada soy. 3 Aunque repartiera todos mis bienes, y entregara mi cuerpo a las llamas, si no tengo caridad, nada me aprovecha. 4 La caridad es paciente, es servicial; la caridad no es envidiosa, no es jactanciosa, no se engríe; 5 es decorosa; no busca su interés; no se irrita; no toma en cuenta el mal; 6 no se alegra de la injusticia; se alegra con la verdad.  7 Todo lo excusa. Todo lo cree. Todo lo espera. Todo lo soporta.
 

COBARDIA

Digan lo que digan, el suicidio no es más que un acto de cobardía. Es el no querer afrontar la situación que estás viviendo y la posible vergüenza de tener que responder por tus actos o afrontar las circunstancias que vives.

En algunas culturas como en el Japón, el acto de suicidarse es considerado un acto de gran valor y honorabilidad, pero la verdad es que en la única circunstancia aceptable, es cuando se realiza como un acto de amor puro, lo cual solo puede saberlo el ejecutor.

Pero lo cierto es que la vida es un don de Dios, es algo dado en “préstamo” y de lo cual debemos dar cuentas al señor en el momento de la muerte, como harás esto?

Iras frente a él a decirle, Yo decidí acabarla, porque no tuve el valor de seguir?

El suicidarte no es solo el hecho de pegarte un tiro o cortarte las venas, existen suicidios más sofisticados, cuando menospreciamos nuestra vida y la arriesgamos innecesariamente también cometemos actos contra ella y de ello también debemos dar cuenta.

Ustedes conocen el juego de la ruleta rusa, en la cual usamos una pistola de 6 o 7 cartuchos y colocamos una sola bala y luego la hacemos girar a ver dónde queda la bala, si esta se ubica en el compartimiento de tiro entonces ya estamos muertos, nadie en sus cinco sentidos jugaría este juego, sin embargo usamos juegos equivalentes (probablemente no con una pistola de 6 compartimientos pero si una con 20 o 30)

La pregunta es donde se considera que el juego no es peligroso, ni atenta contra tu vida, cuando llegue a 50 o 100?, tal vez 2000?

Es así como arriesgamos nuestra vida por la sola emoción de sentir la adrenalina corriendo en nuestras venas y vamos en una motocicleta a 200 Kms por hora?

O la arriesgamos en una carrera de automovilismo con el propósito de obtener dinero, fama, vanagloria? Y sentirnos muy valientes y osados y que por ello se nos admire?

También nos suicidamos poco a poco al fumar, drogarnos, al comer en exceso, al alcoholizarnos y de muchas otras maneras, todo lo que en conciencia sabemos que con el tiempo nos lleva a la muerte y a pesar de ello lo seguimos haciendo.

De todo ello debemos dar cuenta al Señor, de los talentos recibidos y las condiciones de vida que nos ha suministrado.

Para terminar quisiera darte un pequeño resumen de los consejos de cómo afrontar tu vida y cambiar tu forma de pensar.

Practica la “cristoestima” en vez de la autoestima.

El mundo nos enseña a cultivar la autoestima y a pensar que todo lo podemos que si nos esforzamos en creer en algo lo vamos a conseguir, sin embargo la realidad es otra, piensa por ejemplo en algún deportista famoso que en principio dice haber logrado sus éxitos gracias a los sacrificios que ha hecho y al empeño que ha puesto en lograr sus objetivos, ahora piensa en los miles que han hecho esfuerzos mayores y sacrificios  mayores y te darás cuenta que a diferencia de aquel, estos no han logrado nada, entonces de veras crees que con pensamientos positivos se logra más?

Quien te dice que muchos de ellos no tuvieron más y mejores pensamientos?

La verdad es que la verdadera diferencia se la ha dado Dios, él le dio un milímetro más de extensión en su pierna, o algo que en verdad creo la diferencia.

Tengo un cuñado que trabaja de domingo a domingo de 5AM a 11PM todos los días del año y nunca ha tenido para comprarse una pequeña casa, cuando veo gente diciendo que sus grandes fortunas las han conseguido por los sacrificios tan grandes y su arduo trabajo, pienso en él y me doy cuenta que eso no hizo la diferencia, la diferencia siempre la marca Dios en nuestras vidas o el diablo ya que él es el dueño del mundo y él si te puede dar todo lo material para mantenerte engañado.

Practica mejor la “cristoestima”, si te das cuenta el evangelio jamás habla de la autoestima, por el contrario, te habla de humildad, de morir a sí mismo para que Cristo crezca en mi, de poner todas la esperanzas en el señor, de que Jesús es el agua viva, etc.

Entrégate a la voluntad de Dios, no pongas tu fe y esperanzas ni en ti mismo ni el mundo, nada viene a nosotros si Dios no lo quiere, todo es don de Dios, la vida, las cosas materiales, la salud etc.

Perdona siempre sin escusas de ninguna clase, así te sentirás libre y deja de lado tus apegos, el verdadero amor es dejar en libertad todo, a la voluntad de Dios.

No te dejes tentar por el demonio, una de sus armas favoritas es que mueras en pecado y que mejor que si tu atentas contra el más preciado regalo que te ha dado Dios.

Satanás anda empujando gente al vacio, tirando gatillos, colgando sogas, dando venenos.

La Organización Mundial de la Salud calcula que más de un millón de personas en el mundo se quitan la vida cada año. Unas 3.000 por día. Solo espero que no entres a engrosar estas estadísticas y que Dios te Bendiga y te ilumine en tu decisión.