Has pensado en abortar?
 
Reflexiòn sobre el Aborto
 
 
Cuál es la razón ¿acaso te encuentras embarazada y no querías estarlo?, tal vez tuviste un momento de descuido o te dejaste llevar por la tentación,  crees acaso que este hecho afecta tu futuro?, no te sientes preparada?, no estaba dentro de tus planes y sientes que están truncados, por eso buscas con desesperación remediar esta situación?
 
Piensas en los que los demás dirán cuando se enteren, tus padres? Amigos etc.?, estas llena de vergüenza? Te sientes sola y abandonada, sin respaldo, nadie que te de la mano o solo oyes el consejo de quienes te dicen que la única solución es el Aborto?
 

La vida siempre tendrá hechos inesperados para los cuales no estás preparada y que te cambiaran la vida, pero ahora no estás sola, dentro de ti se está creando un nuevo ser, ya tiene vida y espera que lo lleves a la luz

Tu decisión de ahora no solo te afecta a ti, ya son dos, no te dejes convencer por las feministas que dicen que tienes derechos y dentro de estos derechos esta tomar tu propia decisión y pensar en tu futuro, y los derechos de él ¿ donde están?, porque él tiene que sufrir la muerte por tus actos?
 

Tal vez te digan que no existe aun, no antes de nacer o no antes de que se haya formado, pero la verdad es otra, él está ahí, con vida, latiendo lleno de necesidad de amor por TI, esperando a que le des una oportunidad. El ya recibió el soplo divino, Dios mismo se hizo presente en el momento de su concepción.

En la Biblia, en el libro de Jeremías 1,5 el señor lo confirma:
 
“Antes de haberte formado yo en el seno materno, te conocía, y antes que nacieses, te tenía consagrado: yo profeta de las naciones te constituí”
 

En los salmos también encontramos lo siguiente: Salmo 139, 13 y siguientes:

“Porque tú mis riñones has formado, me has tejido en el vientre de mi madre; 14 yo te doy gracias por tantas maravillas: prodigio soy, prodigios son tus obras. Mi alma conocías cabalmente, 15 y mis huesos no se te ocultaban, cuando era yo formado en lo secreto, tejido en las honduras de la tierra. 16 Mi embrión tus ojos lo veían; en tu libro están inscritos todos los días que han sido señalados, sin que aún exista uno solo de ellos.”
 
Piensa que la mayoría de las mujeres que abortan, luego se arrepienten de sus actos y siempre estarán pensando que hubiera sido de él, donde estaría, quien sería?. No cometas ese error, Tu vida cambio en el momento que tomaste la decisión  de “hacer el amor” con ese muchacho y debes afrontarlo.
 
Esta nueva vida es solo diferente a la anterior, acaso no conoces muchas mujeres que han pasado por esto?, se han derrumbado? o siguen viviendo, pregúntales a alguna de las que han tomado la decisión de traer su hijo al mundo si están arrepentidas, o si ese hijo se ha convertido en cambio un motivo más para vivir y para luchar ?
 
Pregúntales si no son su ilusión, su esperanza, su fuerza para seguir viviendo y si no reciben amor en cantidad y satisfacciones.
 
Piensas que tal vez, tu carrera profesional se termino?, que ya no podrás seguir estudiando, que tus sueños y esperanzas se rompieron y no podrás ahora obtener las condiciones económicas que buscas hoy?
 
Solo ten en cuenta que es Dios el que nos da todo, es Dios realmente el que nos bendice con sus dones y sus bendiciones y si lo buscas y actúas en obediencia él te dará todo lo que necesitas, nada llega realmente si no por su bendición, así que no te preocupes actúa con Amor y todo lo demás se te dará por añadidura.
 
No te dejes engañar, aunque te digan que es legal y está permitido el aborto en tu región, no todas las leyes humanas son perfectas y obedecen a la ley de Dios, existen muchos interés creados para controlar la natalidad. y solo Dios tiene el poder para decidir acerca de la vida.
 
Sin embargo, lo único cierto es que los agredidos son los niños a los que no se les permite ver la luz, por la única razón de que no son “deseados”.
 

La estrategia de las grandes organizaciones mundiales es llevar a que el crimen (infanticidio) del aborto sea legalizado en todo el mundo. La meta proclamada sin rubor de la OMS (Organización Mundial de la Salud) dependencia de la ONU, es lograr hasta el año 2012 la despenalización del aborto en todo el mundo: si lo logran, esto significa que en el mundo será completamente legal asesinar a los niños que están en proceso de gestación.

Ahora se excusan diciendo que el aborto es permitido en casos como una violación, no es acaso responder con violencia a un acto de violencia? No es acaso más bien alentar a la mujer a dar una salida a su frustración desplazándolo en venganza contra su hijo?.
 
Lo cierto es que el aborto no es “una cura”,  únicamente agrava la "enfermedad"; la evidencia actual muestra que la violación es una fuerte contraindicación para el aborto. Sin duda las emociones que rodean la violación y el aborto son tan semejantes que el aborto no hará más que reforzar las actitudes negativas.
 

Como la violación, el aborto acentúa la sensación de culpa; baja la propia estima; reafirma la sensación de haber sido sexualmente violentada; acentúa los sentimientos de haber perdido el control o de ser manejada por las circunstancias; intensifica los sentimientos de rechazo a los hombres; desencadena frigidez, etc.

La elección así viene a decir que "la violación no va a regir mi vida", que aunque yo haya sido violada, no voy a someterme a la ley de la violencia sino del amor. Es una elección que saca algo bueno de lo que parece ser tan intrínsecamente malo. En lugar tener que recordar el temor y la vergüenza que pasó, su elección en favor de la vida te permitirá recordar tu coraje y generosidad (de cualquier manera, aunque violada, seguirás siendo madre natural de tu hijo)
 
La elección es tu tuya, la elección del bien sobre el mal, el triunfo del amor sobre la violencia.
 
O te dirán que por tus condiciones puedes usar el pretexto de que si sigues con el embarazo puedes morir, o salir afectada o vas a tener un hijo minusválido?
 
Te invito a mirar la presentación siguiente:
 

En Cuba el aborto es legal desde 1936; en el Código de Defensa Civil de ese año se aprobaba el aborto en caso de violación, incesto, peligro de la vida de la madre y, a pesar de que no existían medios de diagnóstico prenatal como los actuales, si la pareja tenía la posibilidad de tener un hijo malformado también podía solicitar legalmente un aborto; esta legalización dio lugar a que  se difundiera una mentalidad abortista ya que muchos creen que todo lo legal es bueno.

Lo mismo sucede hoy en todo el mundo, las leyes abortistas están pasando en todos los países, cumpliendo con los intereses de la OMS, no te dejes engañar que lo único que quiere es hacer un control de la natalidad.
 
Lo único cierto es que El aborto lastima a la mujer. En muchos casos, ocasiona un daño irreparable a su función reproductiva.
 
En los últimos diez años, se ha comprobado que tiene graves daños psicológicos y emocionales. En muchos casos, el trauma post-aborto es psicológicamente devastador, afectando sus relaciones familiares, amistades e incluso laborales.
 

Observa estas estadísticas realizadas en centros de investigación en Estados Unidos:

• El 60% de las mujeres que abortan presentan tendencia suicida;
• El aborto acrecienta el riesgo de contraer cáncer de pecho en un 50%;
• Si la mujer es menor de 18 años o si es su primer embarazo...el riesgo del cáncer de pecho se acrecienta a 150%;
• Pero si la mujer tiene historial familiar de cáncer en el pecho el riesgo debido al aborto llega a 270;


Debes saber también que más del 90% de las mujeres que han abortado tienen problemas de autoestima. Cerca del 50% han incrementado el uso de drogas y alcohol.

En un estudio realizado sobre pacientes post-aborto en Canadá, a sólo 8 semanas de haber abortado, los investigadores hallaron que el 44 % se quejaba de trastornos nerviosos, el 36 % había sufrido alteraciones del sueño, el 31 % tenía arrepentimientos por la decisión tomada y al 11 % le habían sido prescritos fármacos psicotrópicos por su médico de cabecera.
 
El síndrome postaborto (PAS) puede incluir cosas como:
 

Culpa, Ansiedad, Insensibilidad Psicológica, Depresión e ideas de suicidio, Síndrome de aniversario, Revivir el aborto, Preocupación por volver a embarazarse, Ansiedad acerca de la fertilidad y el cuidado de los niños, Interrupción del proceso de unión con el niño actual y/o futuro, La culpa de haber sobrevivido, Desarrollo de desordenes de alimentación, Abuso de drogas y alcohol, Otros hábitos de auto castigo y auto degradación. etc.

 

El proceso de elegir un aborto, experimentar el procedimiento, y vivir con la amargura, el dolor y el arrepentimiento, es la causa de estos males y de muchos otros que no quiero comentar para no aburrirte.
 
Quiero aquí compartir un testimonio de una joven, que aborto a su bebe y que luego de varios años aun sigue recordando y sufriendo su pérdida:
 
"Son las siete menos cuarto de la mañana del 25 de Diciembre del 2000, otra noche más en blanco. Hace cuatro días, a pesar de todo, dormía, aunque mal, mejor. Ahora el sueño es una utopía. Tengo 31 años, y he matado deliberadamente a mi hijo. Cuando supe que estaba embarazada no se lo conté a nadie. Estaba en USA con mi novio, enamoradísima y feliz, él no sabe nada, no quería involucrarlo. En fin, pasé un mes y medio de angustia controlada, fingiendo que todo iba bien, pero estaba embarazada y angustiada.
 

Todas mis preguntas eran, ¿qué voy a hacer? ¿Engordaré? ¿Se me notará? ¿Qué voy a hacer yo con un niño? Absurda, completamente absurda, egoísta, estúpida, calculadora y fría como un témpano. Volví a España tan pronto como pude, calculando el tiempo que tenía para llevar a cabo mis planes: LIBRARME DE AQUELLO QUE ME INCOMODABA.

Al día siguiente, con todo el cansancio del viaje, pero con mi objetivo muy claro, fui a la clínica. Recuerdo mi conversación con mi amiga, una conversación estúpida, hablando de todo, contándole que yo no quería ni muerta llevar a cabo aquel embarazo, que era una pesadilla, e intercalando temas triviales, como si estuviera a punto de ir al dentista. ¡Dios santo! Qué imbécil soy. Ahora, cada minuto pienso en mi niño, pienso que soy egoísta, fría, criminal...no puedo dejar de pensar en ello. Seguro que podría haber salido adelante, como tantas y tantas mujeres que lo han hecho. Ni siquiera se lo conté a mi novio, que me quiere y me respeta, por miedo a que me dijera que adelante, que tuviera el niño... ¡ qué porquería soy!. Y ahora, ¿quién me perdonará esto? Mi niño ya no está, yo estoy vacía, completamente vacía.

Quiero que Dios me perdone, pero creo, que lo que he hecho es tan duro, tan cruel, tan bestial, que ni siquiera Dios puede perdonarme. Ni mi niño, que no ha tenido la oportunidad de ver el sol, ni el mar, ni de respirar...de nada, he sido su juez y le he condenado a muerte solo por el hecho de ser, de estar dentro de mí, pobrecito mío!!!! Mi niño, por el que ahora estoy llorando, y del que no tenía conciencia antes. Ahora le pido perdón, con todo el dolor de mi alma y me sigo sintiendo mal, cada vez peor. No sé por qué no salí adelante, con mi tripita, tan contenta. Ahora le pongo carita, lo veo en cualquier sitio, el pobre, mi niño, estaba ahí, sin hacer nada, tan solo estando, sin saber nada, sin pedir nada, estaba porque sí, pero estaba, ahora ya no está, no sé dónde está, no sé lo que siente...solo quiero que esté bien, a salvo de mí.

No creo que esté neurótica, solo pienso que he liquidado textualmente a mi propio hijo y me siento sola, vacía e insensible. Incluso pienso que no sé si alguna vez sabré ser madre. Necesitaré ayuda por muchos años, y creo que no lo olvidaré jamás ¿por qué no me hice cargo? ¿Por qué no le dejé vivir? ¿Por qué he sido tan calculadora?..

Solo hay una respuesta a la pregunta: ¿por qué me siento tan mal? Es sencillo, porque lo he matado, sin pensarlo apenas, sin el más mínimo remordimiento inicial, pero ahora me gustaría tenerlo dentro de mí, creciendo, esperando su momento para llegar al mundo, y esperar el momento de tenerlo entre mis brazos, de besar esa piel tan suave que tienen los bebes, de decirle que es mi hijo y que le quiero, que le cuidaré ¡y ya no puedo! Mi niño o mi niña no está, lo maté, y yo sigo caminando, y el mundo se sigue moviendo si él, sin ella, y yo ya no soy la misma, ahora no me quiero, me desprecio profundamente, ahora cuando ya no tiene solución me arrepiento...ya ves qué estúpida, que inútil, ahora lo quiero sentir, como antes. Pero ya no puede ser..

Espero mi niño, que algún día me puedas perdonar....yo no me lo perdonaré mientras viva."
 
Te invito a mirar otra  presentación aqui:


La iglesia católica también advierte acerca del pecado que comete tanto la persona que aborta como los que colaboran en ello.
 
La Iglesia Católica entiende por aborto la muerte provocada del feto, realizada por cualquier método y en cualquier momento del embarazo desde el instante mismo de la concepción.
 
El que procura un aborto, la Iglesia lo castiga de modo riguroso, queda excomulgado. Esta excomunión es “Latae sententiae" , que quiere decir automática, así como los que hayan cooperado positivamente, incurren en irregularidad, que es el impedimento perpetuo para recibir órdenes sagradas.
 
 

La Excomunión de un católico le impide recibir los Sacramentos mientras no le sea levantada la pena: no se puede confesar válidamente, no puede acercarse a comulgar, no se puede casar por la Iglesia, etc. El excomulgado queda también privado de desempeñar cargos en la organización de la Iglesia.

El catecismo de la Iglesia católica también nos dice:
 
2270 La vida humana debe ser respetada y protegida de manera absoluta desde el momento de la concepción. Desde el primer momento de su existencia, el ser humano debe ver reconocidos los derechos de la persona, entre los cuales está el derecho inviolable de todo ser inocente a la vida.
 

2274 Puesto que debe ser tratado como una persona desde la concepción, el embrión deberá ser defendido en su integridad, cuidado y curado en la medida de lo posible, como todo otro ser humano.

El diagnóstico prenatal es moralmente lícito, "si respeta la vida e integridad del embrión y del feto humano, y si se orienta hacia su custodia o hacia su curación...
 
Pero se opondrá gravemente a la ley moral cuando contempla la posibilidad, en dependencia de sus resultados, de provocar un aborto: un diagnóstico que atestigua la existencia de una malformación o de una enfermedad hereditaria no debe equivaler a una sentencia de muerte"
 

2275 Se deben considerar "lícitas las intervenciones sobre el embrión humano, siempre que respeten la vida y la integridad del embrión, que no lo expongan a riesgos desproporcionados, que tengan como fin su curación, la mejora de sus condiciones de salud o su supervivencia individual".


En el mundo se levan a cabo 6 millones de abortos al año, uno cada 20 segundos, de los cuales el 98% se lleva a cabo como medio de control de natalidad, yo solo espero disuadirte de ser uno más en las estadísticas y en vez de abortar a tu bebe, abortes la idea de realizarlo.