Cuentos de Reflexión
 
El genio de la lámpara mágica
 
 Aladino, había encontrado una hermosa lámpara metálica en la arena y al limpiarla salió de ella una gran cantidad de humo azulado que lleno la  habitación donde se encontraba, luego de unos instantes la nube se empezó a diluir y se fue creando la imagen de un gran genio que se estiraba y trataba de acomodarse a su nuevo ambiente.

Lleno de estupor y asombrado por la aparición, Aladino, se quedo petrificado y no podía expresar palabra alguna, luego de un rato en que los dos se ubicaron, el genio dijo: “gracias por liberarme, llevo varios siglos preso dentro de esta lámpara y ahora me siento muy bien como si hubiera vuelto a nacer. Donde estamos? En que año estas viviendo?, como son las cosas ahora?”.

 
Aladino no supo que responder ante tanta pregunta y se limito a decir “en el desierto y estamos en el año Dos mil diez después de Cristo”. El genio repregunto y quien es ese tal Cristo que tomas como referencia? , es caso un gran conquistador?  De que desierto me hablas?, tu respuesta no me dice nada.

Aladino intento explicarle, con poco éxito  ya que tampoco sabía en que época había vivido el genio.

Al fin el Genio le dijo que no importaba, que ya lo averiguaría luego y aclararía que había sucedido en todo el tiempo en el que él, había permanecido en la lámpara.

Entonces, el genio le propuso a Aladino que en agradecimiento por su liberación, él le concedería un deseo y que podía pedir lo que el quisiera siempre y cuando no afectara el libre albedrio de otra persona.

Aladino, sonrió sorprendido y acepto el ofrecimiento, a lo cual el genio le dijo que había unas condiciones que debería cumplir para que el deseo se convirtiera en realidad.

Aladino acepto y pregunto por las condiciones y el genio le respondió:

“Primero que todo no olvides como ya te dije que no debe afectar el libre albedrio de otra persona, por ejemplo: no puedes pedir que alguien te ame como tu quisieras que lo hiciera.

Segundo, la petición debe ser una sola y debe ser expresada en una frase completa de no más de quince palabras.

Tercero, luego de definirla, no será modificada por nada en el mundo y el resultado será el que tú hayas escogido.

Cuarto, tienes veinticuatro horas para decidir luego de lo cual deberás expresar tu deseo o sino lo perderás, comprenderás que no tengo toda la vida para esperar a tu decisión.

Quinto, más que una condición te sugiero que tengas en cuenta que si deseas mucho dinero, por ejemplo este te puede llegar en un lugar donde no puedas gastarlo, como en una cárcel, o puedes desear ser muy famoso pero con muy poca salud, etc. Así que trata que tu petición incluya las condiciones en que quieres disfrutar tu petición, sin exceder las quince palabras. (Tal ves el amigo lector quiera ponerse a pensar en lo que desearía en estas condiciones?)

El genio se marcho y acordaron que se encontrarían en veinticuatro horas a partir de ese momento.

Aladino, se quedo pensativo y sin saber que “desear”, pensó y repensó las condiciones y decidió entonces hacer una lista primero de las cosas que quería.

Empezó entonces incluyendo lo que le gustaría tener: mucho dinero, casas o mejor aun castillos, autos nuevos y muy lujosos, avión propio, yate, tal ves una isla privada y muchas comodidades, chicas a su alrededor, disfrutar de muchas vacaciones, viajes, etc.

Luego incluyo en la lista el ser famoso, como un gran cantante salido de un “American Idol”, o un gran deportista, el mejor en su rama o porque no ambas cosas a la vez y ser también, muy influyente, que se respetará mucho y con gran prestigio y poder. Imagino el llegar a ser un premio Novel, y presidente de una gran nación.

Pensó también de acuerdo con lo que le había dicho el genio, en una muy buena salud, en ser atlético y vivir en un país libre donde pudiera disfrutar libremente lo que estaba deseando.

Luego pensó entonces en su familia, sus padres y hermanos y al fin tuvo algo de altruismo para pensar en algo que no fuera él mismo.

Esa noche el “pobre” Aladino no pudo dormir pensando en que seria lo mejor para él. A las cuatro de la madrugada cuando empezaba a dormirse un súbito pensamiento lo despertó nuevamente, y pensó que todas sus peticiones eran para mejorar su condición en la vida material.

Y que de la espiritual?, Acaso no existe una vida eterna luego de terminada esta vida material?, porque todas sus peticiones eran tan limitadas y no pedía nada para después de la muerte?

Que debería pedir para esta nueva vida?, Santidad, Ser mejor? No tener defectos? , Como cambiaba esto sus peticiones iniciales? Hacia donde ir? Como iba a resumir todo esto en apenas quince cortísimas palabras?

Su mente de pronto se bloqueo y la angustia de que apenas tenia ya menos de ocho horas para decidir, le hacia más difícil poder pensar y concentrarse en lo que debería pedir.

Aladino pensó en orar, pero, no era la oración y las peticiones a Dios algo similar a lo que le estaba sucediendo?. Como oraba normalmente, pidiendo cosas incompletas, ayuda para pagar las deudas, sin importar como llegara esa ayuda. Deseos a medias y sin reflexión.

Aladino recordó, lo que le había dicho una vez un sacerdote que usara un intermediario en sus peticiones, que podía acudir a un Santo, a la virgen María para que ellos completaran y  acomodaran sus peticiones para que llegaran en la forma correcta al Señor.

Podía en estas circunstancias usar un intermediario para arreglar su petición?, quien seria el más optimo para ello?

Aladino tenia un tío que consideraba era muy sabio y al cual podía acudir en este caso, así que corrió a visitarlo pero este no se encontraba, entonces regreso preocupado porque ya había perdido otra hora de su valioso tiempo.

Podría entonces recurrir tal ves a la virgen María, estaría ella interesada en ayudarlo con algo tan mundano?

Trato de armar una frase coherente y que incluyera sus deseos, pero siempre le resultaba muy larga y llena de condiciones.

Quiero ser rico, sano, muy famoso, libre para disfrutar todo,rodeado de mi familia, vivir en santidad….

Como meter todos sus deseos en quince palabras, además, era consistente su petición? Podía ser santo y a la vez rico y famoso y disfrutar de todo?

Que seria más importante el dinero, la salud, la fama, el poder, la libertad, la santidad?

Aladino, empezó a cuestionar cada palabra que escogía, podía ser famoso pero la fama podía obedecer a algo negativo, podía ser un rico narcotraficante, podía ser un sano presidiario etc. Como ajustar la petición para que no le saliera “el tiro por la culata”

Cada minuto que pasaba, su angustia crecía y no lograba coordinar una frase que expresara su deseo.

Aladino, se sintió impotente para coordinar una frase que incluyera lo que él deseaba y se rindió. La última hora que faltaba para el regreso del genio, Aladino se quedo con la mente en blanco y sin saber que hacer.

Cuando el genio apareció, Aladino intento decirle que no había logrado hacer una petición y que prefería en esas condiciones renunciar al deseo, pero luego decidió pedir con toda su alma que la virgen al igual que cuando oraba le iluminara y le mostrara que pedir, entonces Aladino respondió al genio con el siguiente deseo:

Deseo encontrar las condiciones necesarias para ser santo y ayudar a los demás a lograrlo”. Porque recordó las palabras de Jesús en el evangelio según San Mateo (6, 33):

Buscad primero el Reino de Dios y su justicia, y todas esas cosas se os darán por añadidura.
 
Autor: HMP